4 mayo, 2020 Daniela Mercandino

Inteligencia Artificial Aplicada a los Procesos de Reclutamiento y Selección

A través del análisis de miles de datos generados a partir de juegos y tests basados en la neurociencia, podemos realizar un análisis predictivo del desempeño laboral. Usando Inteligencia Artificial, identificamos rasgos de personalidad, cognitivos y emocionales de los candidatos y los comparamos con los mejores talentos que ocupan un cargo específico en la empresa a la que estamos asesorando.

La mayoría de las empresas se encuentra enfrentando hoy procesos de cambio y ajuste en términos tecnológicos. Con los años, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y nos ha permitido integrar herramientas que nos ayudan en la optimización de procesos, pero también en la toma de decisiones futuras.

Sin ser expertos tecnológicos, nos encontramos inmersos en un mundo en donde términos como transformación digital, Big data, Business Intelligence, Inteligencia Artificial, entre otros, son cada día más cotidianos y cercanos a nuestros trabajos y forma de vivir. Son conceptos que agregan valor a prácticamente cualquier proceso de las empresas que se quiera analizar. Hoy, muchas organizaciones han conformado o integrado el área de la explotación de datos, convirtiéndose ésta en un área indispensable y clave para la toma de decisiones.

Cuando hablamos de Inteligencia Artificial, tendemos a pensar en grandes corporaciones multinacionales implementando robótica en sus procesos, pero no es así. La Inteligencia Artificial, como herramienta, es eficiente en cualquier rubro, proceso o empresa que sepa utilizarla. Hoy, en el área de Búsqueda y Selección de Ejecutivos, la Inteligencia Artificial llegó para quedarse. Nos otorga una mirada innovadora, que permite optimizar etapas del proceso de selección de candidatos y ser más eficientes como empresa. Los procesos necesitan adecuarse y ser parte de los cambios que, como sociedad y empresas, estamos viviendo. Insertar tecnología nos permite ir más allá de lo que estamos acostumbrados y poder, a la vez, dedicarle tiempo de mayor calidad a las fases principales del proceso de selección o búsqueda de talento, en las que como profesionales agregamos mayor valor.

Cuando observamos el proceso de búsqueda y selección de manera global, vemos que hay etapas en las cuales se es poco eficiente y en donde perdemos tiempo valioso. De manera simple y general, la Inteligencia Artificial nos permite analizar e interpretar los resultados de los candidatos en sus postulaciones y predecir el desempeño que tendrán en el caso de ser contratados. Nos ayuda a detectar sus rasgos de personalidad y habilidades cognitivas, pudiendo de esta formar llegar al candidato más idóneo para la vacante que estamos buscando o investigando.

Así, a través del análisis de miles de datos generados a partir de juegos y tests basados en la neurociencia, podemos realizar un análisis predictivo del desempeño laboral. Usando Inteligencia Artificial, identificamos rasgos de personalidad, cognitivos y emocionales de los candidatos y los comparamos con los mejores talentos que ocupan un cargo específico en la empresa a la que estamos asesorando.

Cabe destacar que se trata de una herramienta complementaria. Agrega valor, sin duda, pero no reemplaza al proceso de selección tradicional, sino que más bien lo complementa y enriquece. En Krebs Consulting nos apoyamos en estas técnicas como una forma de optimizar, innovar y llevar un paso más allá el proceso, aunque la entrevista personal, el ojo del consultor y la trayectoria y experiencia, siguen siendo, hasta ahora, puntos irremplazables en el proceso de selección de candidatos en que además buscamos dar un sello personal, humano y acogedor tanto para nuestros clientes como para los candidatos.