15 enero, 2015 Carlos Mena

Siete elementos que te harán atractivo como ejecutivo

Diferentes puestos requieren diferentes habilidades y atributos. Los mejores ejecutivos tiene algunos en común. Estos son los que considero mas importantes: 1. Tienen un cerebro que funciona con los dos hemisferios Vivimos en el mundo de la información, pero si todo lo que puedes aportar son tus habilidades para diseñar macros y leer spreadsheets, no […]

Diferentes puestos requieren diferentes habilidades y atributos. Los mejores ejecutivos tiene algunos en común. Estos son los que considero mas importantes:

1. Tienen un cerebro que funciona con los dos hemisferios

Vivimos en el mundo de la información, pero si todo lo que puedes aportar son tus habilidades para diseñar macros y leer spreadsheets, no alcanzarás altos niveles de cargos. El éxito en los negocios parte de la base de que tu no solo aprecias las cantidades si no las cualidades.
Intangibles como el juicio, creatividad, intuición e imaginación son esenciales para los lideres. Son tan importantes como la lógica, el conocimiento financiero y tener ojo para los detalle.

2. Son habiles para discutir

Inquieta cuando alguien está en desacuerdo contigo, pero normalmente un argumento distinto es mas constructivo que una conversación donde todos están de acuerdo.
Si los líderes se rodean de yes-men no aprenden nada. Los buenos ejecutivos saben como plantear sus desacuerdos y presentar sus ideas, aunque la audiencia no quiera oírlas.

3. Tienen un Outlook internacional

Hablar idiomas en forma fluida, especialmente Inglés y Portugués, es definitivamente una gran ventaja. Pero eso no es suficiente.
Los buenos ejecutivos son inquisitivos, manejan información internacional relevante y leen mucho y continuamente. En un mundo donde la información fluye a velocidad sideral, tu no puedes tener visión local.

4. Adoptan temprano la tecnología
Los ejecutivos lideres son obsesivos por la novedad y en eso la tecnología destaca. Les interesa y leen sobre nuevos pensamientos, tendencias y tecnologías.
En general nunca están conformes con el status quo, siempre están buscando mejores (y más novedosas) formas de hacer las cosas.

5. Toman decisiones rápido

En general una decisión imperfecta el lunes es mejor que una decisión 100% perfecta el viernes. No tomar decisiones generalmente tiene un costo alto y por ello los no tan buenos ejecutivos están constantemente evadiendo el tomar decisiones. Piden más estudios, más reuniones, formar un comité.
La estrategia es critica pero sin ejecución no es nada. Lo importante de un líder es que hace que las cosas sucedan.

6. Dan la vida en lo que hacen

Muchos profesionales van de un trabajo en otro sin tener el compromiso cierto con la organización para la que trabajan y sus objetivos. El mundo laboral está lleno de profesionales intrascendentes, que no dejan marca.
Puede ser una mirada tradicional pero el entretenerse con lo que uno hace, dar lo mejor de uno y construir una buena reputación en esa organización es muy relevante para tu desarrollo.

7. Tienen deseos de ganar

Siempre buscamos trabajar con personas a las que les importa ganar, celebran los éxitos y son analíticos en las derrotas.
Llevo mas de 35 años trabajando y todavía gozo ganando un nuevo negocio, entregando algo a tiempo y con calidad, Y cuando no gano, me afecta (aún)…