2 enero, 2014 Ana María Krebs

Estrenamos nueva imagen

Acabamos de cumplir 22 años. Es decir, hemos iniciado hace poco la adultez temprana, etapa de la vida en que las personas buscan su realización personal y estabilidad en diversos ámbitos. En esta etapa se empiezan a concretar algunos de nuestros planes y comenzamos a tomar decisiones importantes que definen nuestro futuro.

Como parte de esta transición, ha sido casi inevitable mirar hacia atrás y hacer una evaluación acerca de los años previos. No cabe duda de que han sido años productivos, en los que con mucho esfuerzo y cariño hemos construido un nombre, un prestigio, del cual nos sentimos orgullosos. Tanto los éxitos, que han sido muchos, como los tropiezos, nos han permitido adquirir cierta madurez que hoy nos hace enfrentar nuevos desafíos con seguridad y optimismo. La manera de enfrentar las crisis y de resolver los problemas han ido conformando nuestra identidad y cultura organizacional. Tenemos una forma de ser, que nos caracteriza y diferencia de la competencia, sello que queremos seguir desarrollando y potenciando.

Junto con mirar atrás, también nos hemos peguntado cómo nos vemos en el futuro y cómo queremos transitar la adultez temprana, qué objetivos deseamos alcanzar y cómo queremos lograr la estabilidad propia de esta etapa del ciclo vital. En este proceso, nos planteamos cómo queremos vivir y cómo queremos trascender, no sólo por medio de nuestro trabajo y servicios, sino también a través de la manera en que creamos relaciones y construimos confianza.

A partir de este proceso reflexivo, surgió como algo natural el nacimiento de nuestra nueva imagen corporativa. Con este nuevo rostro, buscamos reflejar lo que somos hoy y lo que queremos llegar a ser. Mantuvimos nuestra K, pues transmite solidez, tanto por la experiencia como por nuestra formación técnica. Incorporamos una nueva trama de colores, que reflejan juventud, energía, pasión, capacidad para soñar e imaginar, entre otros valores que nos guían día a día.

Hemos revisado y mejorado nuestros productos y servicios, pues queremos seguir contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las personas. Así también hemos incorporado otros nuevos, entendiendo que la sociedad cambia y las necesidades de las personas también. Junto con ello, hemos incluido a la Comunidad Escolar como un importante stakeholder, puesto que creemos que los profesionales de buen nivel se forman desde pequeños. En fin, los productos cambian, la imagen también, lo que no cambia es nuestra forma de hacer empresa.

Queremos seguir creciendo y consolidando nuestro proyecto día a día. Te invitamos a crecer con nosotros.